asi-hemos-cambiado-nuestra-forma-de-consumir-television

Así hemos cambiado nuestra forma de consumir televisión

· Por · 20 septiembre de 2016 ·

Hubo una época en la que nos sentábamos delante del televisor para esperar a que emitiesen el capítulo semanal de nuestra serie favorita. Una situación que recordamos con cierta nostalgia porque ahora somos nosotros, como espectadores, los que decidimos cuándo y cómo ver cualquier programa. Un comportamiento que nos acerca a nuestros vecinos europeos, como demuestran los datos: el 47% de los españoles, según Nielsen, ya consume el llamado ‘video on demand’, un porcentaje muy similar al del resto de países de Europa, donde la mitad de los europeos ven la televisión a la carta.

Ante esto, no podemos negar que la forma de ver la televisión está viviendo grandes y rápidos cambios. El consumo de televisión lineal con anuncios en mitad de la emisión está dejando paso a la televisión a la carta. Sin cortes publicitarios ni horarios.

El nuevo escenario ha hecho que las series, un mero entretenimiento hace unos años, se hayan convertido en objeto de culto, provocando una fragmentación en la audiencia. Esta evolución, que ha permitido que haya series para todos los gustos, también ha facilitado que directores, actores y actrices como Kevin Space, protagonista de ‘House of Cards’ o los hermanos Wachowski, productores de ‘Sense8’, hayan recorrido el camino inverso: de la gran a la pequeña pantalla.

Si hace unos años, cuando te perdías un capítulo de tu serie favorita había posibilidades de que terminarás desenganchándote de ella, hoy en día, con la televisión a la carta y el nacimiento de plataformas como Netflix o Movistar+ ese comportamiento se ha invertido. Ahora es el espectador el que se crea su propia programación. ¿Quién no se ha enganchado a una serie cuando se emitía su segunda temporada? Hoy en día, todo es posible. Nada impide que puedas ver la primera temporada en un par de días o engancharte a una serie que ya ha finalizado. Algo impensable hace unos años.

Este no es el único cambio. Años atrás, el televisor era el rey de la casa y nos peleábamos por el mando. Hoy en día, nuestro salón ha dejado de ser el único sitio donde ver la tele. Los ordenadores, las tabletas y los smartphones se han abierto camino en esta revolución, convirtiéndose en dispositivos donde consumir contenido. Lo que nos da libertad para hacerlo de camino al trabajo, en nuestra habitación e incluso en el gimnasio, mientras nos ponemos en forma subidos a la bicicleta estática.

tumblr_muftqtps7n1rk0k2jo1_500

Pero esto no acaba aquí. Todos estos cambios también están afectando a nuestro lenguaje. Si hace unos años hacíamos zapping buscando un programa que ver, hoy en día evitamos los spoilers del último capítulo de ‘Juegos de Tronos’, contamos las horas para que se emita el crossover de ‘Arrow en The Flash’ o somos auténticos binge-watching capaces de ver la nueva temporada de ‘Orange is the new black’ en una tarde.

El cambio de hábitos en el consumo televisivo ya está en marcha y es imparable.

Comenta


*

Escrito por

author

Mireia Herrero Ejecutiva de cuentas Periodista por vocación, de las que piensa que la comunicación conecta al mundo.

Follow Us On Instagram