Fin de la televisión

Del consumo lineal al consumo virtual de la TV

· Por · 5 abril de 2016 ·

La televisión. Esa caja tonta, que va a cumplir su primer siglo de historia, está viviendo uno de sus momentos más difíciles. ¿Qué está pasando con la tele? ¿Muerte o metamorfosis?

Estoy segura de que todos vosotros conocéis la famosa serie de los noventa “Médico de familia”, que valga la redundancia se veía ‘en familia’. Sin embargo, si intentáis recordar cuándo fue la última vez que os sentasteis a ver una serie ‘en familia’ o, simplemente, acompañados quizá os tengáis que remontar varios años atrás. Aunque supongo que si os pido que me digáis cuál es vuestra serie favorita, ahí no dudaréis. Y, si os pregunto: ¿qué día y a qué hora se emite en directo? ¡Ahí la cosa se complica! El culpable es siempre el mismo: Internet.

El futuro es el presente. La audiencia ve cada vez menos televisión en directo y eso lo podemos comprobar a diario, sobre todo entre los más jóvenes. Los millenials ya no se sientan delante de la televisión de la manera tradicional, prefieren elegir qué quieren, cuándo lo quieren y cómo lo quieren. Esta son las tres premisas que definen la televisión a la carta.

Un ejemplo de esta nueva forma de consumir televisión es “El ministerio del tiempo”, la serie que se emite en TVE, que no fue éxito de audiencia en directo. Sin embargo, la misma historia obtuvo más de 540.000 reproducciones a través del móvil. También la serie Outlander con un 10% de consumo en televisión frente a un 52% en Internet, según datos de Yomvi. ¿Os asombran estas cifras? Según IAB Spain, el 85% de los internautas españoles accede a diario a internet con su smartphone, y el 46% ve contenidos de vídeo con él.

Y, ¿cuál ha sido el aterrizaje en España de Netflix? Esta plataforma con más de 70 millones de abonados en todo el mundo se está consolidando a un ritmo trepidante en el mercado español. Además, recientemente ha anunciado su primera serie original en España. El motivo de su éxito está claro: el espectador elige qué ver, cuándo y cómo. Comenzar a utilizarlo es tan sencillo cómo seleccionar tres series interesantes para ti y, a partir de ahí, el propio sistema te recomendará otras de temática similar para que puedas elegir cuándo y cómo verlas.

Es un hecho. Los usuarios han pluralizado sus métodos de ver y relacionarse con la televisión. Nos encontramos en un mundo multipantalla y aquella marca que consiga estar presente en el mix de medios existentes será la que sobreviva. En resumen, el mismo asesino de la televisión, es su única esperanza y su salvador, y tiene un nombre: Twitter.

Gracias a esta red social, la televisión está convirtiendo sus programas en auténticos eventos. ¿Su objetivo? Vender la emoción de vivir el directo como algo único y compartirlo al instante con cientos de seguidores. ¿Ejemplos? Gran Hermano, que provoca más de 180.000 tuits por programa. También el último festival de Eurovisión, la segunda emisión de tele más comentada en Twitter de la historia en España (2,2 millones de tuits), sólo superada por el debate electoral a cuatro de Atresmedia (2,5 millones).

Es un secreto a voces. La única salida es crear un encuentro social en redes para conseguir seguimiento lineal en televisión. Acercar la programación al espectador y hacerlo partícipe de ella.

Y tú, ¿cómo ves televisión?

Comenta


*

Escrito por

author

Rocío Gallego Ejecutiva de cuentas Apasionada de la comunicación, la fotografía y la vida. De todas las formas de comunicar, la imagen es la única universal.

Follow Us On Instagram