La huella digital que no podemos borrar

La huella digital que no podemos borrar

· Por · 8 agosto de 2016 ·

Ingenuos. No encuentro un adjetivo que pueda definirnos mejor a la hora de utilizar Internet pensando que podemos eliminar nuestros contenidos más secretos a golpe de clic.

Esta debió ser la cara que se les quedó a Iñaki Urdangarín y sus socios cuando vieron aquellos emails que creían borrados publicados en prensa o a Scarlett Johansson al encontrar sus fotos íntimas compartidas en las redes sociales. Y es que la lista de víctimas de los hackers es larga, demasiado. No podemos olvidar el celebgate de hace ya dos años, que tuvo en vela a las famosas de todo el mundo tras difundir fotos de las celebrities desnudas: Selena Gómez, la famosa Penny de la serie estadunidense The Big Bang Theory, Ariana Grande, Jennifer Lawrence, Rihanna, Winona Ryder

Creemos que nuestros datos no interesan a nadie y hemos confiado en el entorno digital como un niño que acepta un caramelo, pero no somos conscientes del rastro de información personal y confidencial que dejamos al utilizar cualquier soporte  electrónico con conexión a Internet. ¿Quién no utiliza sus propios perfiles como agenda o álbum de recuerdos?

Sin embargo, todos hemos pensado que podemos parar cuando queramos, que cuando borramos nuestros emails o documentos de la papelera de reciclaje desaparecen, ERROR; que formatear las tarjetas de memoria es suficiente para que eliminar nuestras fotos, ERROR; que registrarnos con un perfil falso hará que nadie nos encuentre, ERROR, ERROR y ERROR.

Ni con lejía. La huella digital no desaparece. Los servidores de mensajería como Yahoo o Gmail guardan durante 18 meses los e-mails que borramos. Al conectarnos a una red wifi ignoramos que nuestro tráfico de datos puede estar siendo espiado de forma sencillísima. También mientras jugamos tranquilamente a Pokémon Go, ellos tienen acceso pleno a nuestra cuenta de Google. Los archivos que teníamos en una tarjeta gráfica o disco duro no desaparecen ni rompiéndolas.

Tampoco tu huella táctil está segura: un papel conductor, tinta y mucho ingenio han sido los ingredientes necesarios para desbloquear un teléfono móvil en Michigan.

Let’s relax. Existe una solución para el que quiera borrar su huella digital. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha emitido una sentencia por la que Google ofrece la posibilidad de retirar tus datos personales de los motores de búsqueda. Gracias al ´derecho al olvido´ sólo te quedará: darte de baja de todas las newsletters que recibes, eliminar tu email, tus perfiles, tus blogs…

¡Buena suerte!

Comenta


*

Escrito por

author

Rocío Gallego Ejecutiva de cuentas Apasionada de la comunicación, la fotografía y la vida. De todas las formas de comunicar, la imagen es la única universal.

Follow Us On Instagram